Noticia en el 7Dies – Talleres Blanchadell bota el catamarán “Vira Lata”

viernes, 20 mayo de 2011

El puerto de Vinaròs acoje el “bautismo operativo” del catamarán Vira-Lata

El viernes 13 de mayo tuvo lugar la botadura del catamarán Vira-lata. La operación consistió en trasladar desde el astillero de Talleres Blanchadell, en el Polígono de les Capsades, hasta el nuevo muelle de poniente del puerto el catamarán, para dar paso a la primera botadura de una embarcación minutos antes de las diez de la mañana.

La maniobra de traslado fue un tanto dificultosa por la gran manga (anchura) que tienen los catamaranes, lo que obligó a desmontar buena parte de las señales de tráfico del recorrido y algún cartel electoral. En todo momento se contó con el auxilio de la Policía Municipal que, como en todos los traslados llevó a cabo su cometido a la perfección.

Se trata de una embarcación para realizar trabajos marítimos en superficie y en el fondo marino, tales como batimetrías, apoyo a dragados, balizamientos, reparación e instalación de emisarios, soporte a instalaciones fijas marítimas, lucha contra contaminación, etc

Sus dimensiones principales son de 17 m. de eslora (longitud) por 6’4 m. de manga (anchura). Su altura máxima desde la quilla a la perilla del palo es de 6’8 m.

Su casco es de aluminio naval, muy ligero, lo cual le permite una velocidad que en pruebas resulte alrededor de 28 nudos. su menor peso(1/3) respecto a un casco de acero, que es el metal en que se suelen construir este tipo de embarcaciones, le permite poder transportar mucha más carga en cubierta.

Va propulsada por dos motores Volvo de 600 CV, cada uno con un novedoso sistema de hélices que le permite maniobrar hacia cualquier dirección en cualquier velocidad y también mantenerse inmóvil en una posición predeterminada mediante el GPS.

Lleva incorporada una grúa de 7 Tonelámetros y un cabrestante hidráulico en la proa.

Su construcción se inició a finales de agosto del año pasado para la empresa armadora de Alcoceber Todo-Horizonte y su gerente David Torras, ha decidido matricularla en Vinaròs “CP-3″ y que tenga también su base en nuestro puerto, ya que estratégicamente Vinaròs, además de ser el puerto mejor resguardado de los del contorno, estamos en el centro de la zona marítima del Mediterráneo y es el punto idóneo desde donde desplazarse a realizar trabajos allí donde se requiera.

La embarcación se ha botado prácticamente terminada y no necesitará de trabajos de montaje a flote, como habla venido siendo lo habitual hasta el momento.