Instalaciones y reparaciones hidraúlicas en aplicaciones navales

El trabajo comienza desde el mismo momento del proyecto para lo que siempre recabamos de los armadores toda clase de información, detalles del funcionamiento, maniobras, potencias, tiempos, etc. en los que basarnos para calcular potencias, caudales, presiones, trabajos simultáneos o secuenciales, espacios sobre y bajo cubierta para asegurar que puedan contener los elementos necesarios y todos los detalles que puedan afectar al buen fin del circuito a diseñar.

              
Se sigue con la confección de un circuito esquemático en donde se reseñan todos los valores citados y referenciando y seleccionando a la vez los materiales y componentes que cumplan los niveles de requerimientos de la instalación, situandolos todos de una forma lógica lo más
aproximada posible a la ubicación de los equipos a bordo.
Cuando ya están fijados todos los elemenos a bordo se ejecuta la instalación hidráulica con tirada de tubería, pasarumos, racodaje, latiguillos, etc., todo ello siguiendo el circuito al pie de la letra.
Una vez soldada la tubería se procede al decapado de la metálica y a la protección interior mediante liquido neutralizador de la acidez y un protector anti-corrosivo hasta el momento del montaje definitivo.
Se rellena el tanque y el circuito con aceite previamente filtrado y se procede a las pruebas, control de presiones y caudales y regulaciones necesarias para la entrega, corrigiendo posibles fugas en caso de haberlas.
Y somos también capaces de realizar reparaciones de bombas, y demás elementos hidráulicos y de los circuitos.

               

                

                 

Ficha técnica